Escleroatrofia. Causas, síntomas y tratamiento.

Escleroatrofia.

Saludos y bienvenido al blog de salud digestiva, sin preámbulos vemos directo a la cuestión, la escleroatrofia es una enfermedad inflamatoria crónica que afecta a la vesícula biliar. Se caracteriza por el endurecimiento gradual de las paredes de la viscera biliar, lo que provoca el estrechamiento de los conductos y la formación de cálculos o calcificaciones.

Esta enfermedad puede causar dolor abdominal intenso, náuseas, hinchazón y dificultad para digerir las grasas. La causa principal de la esclerosis atrofica escrita por personas, para personas» es la presencia de cálculos o calcificaciones en la vesícula, que pueden bloquear el flujo de bilis.

Causa de la escleroatrofia

Se desconoce el motivo exacta de la esclerosis atrofica, pero en general se cree que es un trastorno autoinmunitario o una complicación de la hepatitis C. También puede estar causada por ciertos medicamentos, como las píldoras anticonceptivas, los fármacos contra el cáncer o los inmunosupresores. La esclerosis atrofica es más frecuente en personas obesas y con antecedentes de cirugía abdominal.

Escleroatrofia. Causas, Síntomas Y Tratamiento.

Manifestaciones de la escleroatrofia

El malestar más frecuente de la esclerosis atrofica es el dolor abdominal crónico, que puede ser más intenso en la parte superior derecha del abdomen. Este dolor puede variar de leve e intermitente a grave y debilitante. Otras molestias son náuseas, distensión abdominal, pérdida de apetito e ictericia. En algunos casos, la escleroatrofia también puede provocar la formación de cálculos en la viscera biliar, lo que puede causar episodios de dolor más graves y frecuentes.

Diagnóstico de la escleroatrofia

La esclerosis atrofica suele diagnosticarse mediante ecografía, tomografía computarizada (TC) y resonancia magnética (RM). También pueden recomendarse análisis de sangre para comprobar si hay niveles elevados de ciertos marcadores inflamatorios, como la proteína C reactiva o la VSG. Estas pruebas pueden ayudar a determinar si el paciente padece escleroatrofia.

Escleroatrofia. Causas, Síntomas Y Tratamiento.

Es necesario hacer un diagnóstico deiferencial por la gran variedad de signos y síntomas que se da con la vesícula biliar de paredes finas alitiásica. La complejidad con el dolor abdominal intenso hace que setenga en mente esta afección.

Tratamiento de la escleroatrofia

La terapia de la esclerosis atrofica biliar suele implicar modificaciones en la dieta y el estilo de vida, como evitar los alimentos grasos y aceitosos, mantener un peso saludable y reducir al mínimo los niveles de estrés. Dependiendo de la gravedad de la afección, también pueden recetarse medicamentos como antiinflamatorios no esteroideos (AINE) para aliviar el dolor. En algunos casos, puede ser necesaria la extirpación quirúrgica de la viscera biliar para tratar la afección.

Escleroatrofia y cáncer

La esclerosis atrofica puede aumentar el riesgo de desarrollar ciertos tipos de cáncer, como el de vesicular biliar, el de páncreas y el de vías biliares. Es importante señalar que la escleroatrofia por sí sola no es una causa directa de cáncer. Las revisiones periódicas con tu médico y el tratamiento rápido de cualquier episodio de dolor abdominal pueden ayudar a reducir el riesgo de desarrollar cáncer asociado a la esclerosis atrofica.

Escleroatrofia. Causas, Síntomas Y Tratamiento.

Conclusión

Como síntesis, la escleroatrofia es una enfermedad inflamatoria crónica que afecta a la viscera biliar. Se caracteriza por el endurecimiento gradual de las paredes de la viscera biliar, lo que provoca el estrechamiento de los conductos y la formación de cálculos o calcificaciones. La causa principal de la esclerosis atrofica es la presencia de cálculos o calcificaciones en la vesícula, aunque también puede deberse a ciertos medicamentos o a una complicación de la hepatitis C.

Las dolencias habituales son dolor abdominal, náuseas, hinchazón y dificultad para digerir las grasas. Para tratar la esclerosis atrofica pueden utilizarse modificaciones de la dieta y el estilo de vida, medicamentos y cirugía, mientras que la escleroterapia es una opción para tratar las lesiones vasculares asociadas.

Por último, es importante señalar que la esclerosis atrofica puede aumentar el riesgo de desarrollar ciertos tipos de cáncer, aunque no es una causa directa de cáncer. Las revisiones periódicas con tu médico local y la terapia rápida de cualquier episodio de dolor abdominal pueden ayudar a reducir el riesgo de desarrollar cáncer asociado a la esclerosis atrofica.

Dr Jorge Delgado Cirujano. Salud Digestiva. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio
Este sitio Web utiliza cookies.    Más información
Privacidad