Gastritis biliar. Causas, síntomas y tratamiento.

Gastritis biliar.

Hola estimado internauta y bienvenido al blog informativo de salud digestiva, al momento vamos a conocer lo relacionado con la gastritis biliar, es una enfermedad que afecta al estómago y está causada por el reflujo de bilis. Puede deberse a complicaciones quirúrgicas, intervenciones gástricas o úlceras pépticas. El mal funcionamiento de la válvula del píloro también puede contribuir al desarrollo de la gastritis biliar.

En este artículo exploraremos las causas, los síntomas y las opciones de tratamiento de esta afección poco frecuente, pero cuando esta presenta las molestias gastricas se tiene que realizar una completa historía médica del tipo de dolor, caracteristicas relacionadas con el horario, tipo de alimentación, factores desencadenantes, como exceso de grasas, frituras, también con el hábito de consumo de alcohol y tabaco. 

También hablaremos de los distintos tipos de gastritis por reflujo biliar y gastritis alcalina y la gastropatía biliar. Comprender los signos y molestias de la gastritis biliar es crucial para un diagnóstico y terapéutica adecuados. Sigue leyendo por qué esta «escrito por personas, para personas» y lograr saber más sobre esta enfermedad y cómo tratarla eficazmente.

Así que disfrutar de una estimulante taza de té verde pra lograr una mejor concentración en el mensaje para tu desarrollo personal que logra mantener una actitud proactiva para distinguir la urgencia de la asistencia médica en la localidad, ya sea a través del sistema sanitario público o privado.  

¿Qué es la gastritis biliar?

La gastritis biliar es una afección digestiva que expone la mucosa del estómago a una cantidad excesiva de secresión biliar por reflujo, un líquido segregado por el hígado y almacenado en la vesícula donde se concentra y es drenado para ayudar en la digestión de las grasas en el intestino delgado. Cuando la válvula del píloro funciona mal, la secresión biliar puede retroceder e ingresar en el estómago, irritando el revestimiento y provocando inflamación y, finalmente, la afección.

Gastritis Biliar. Causas, Síntomas Y Tratamiento. (Gastritis Biliar)
Píloro – @Wikipedia, la inciclopedia libre

Aunque no es tan frecuente como otros tipos de gastritis a motivo de exponerse al ácido clorhidrico, la gastritis biliar puede causar molestias y otras complicaciones al no ser atiendido a tiempo. Es imprescindible conocer los motivos, las molestias y las terapéuticas disponibles para esta afección.

Quienes padecen gastritis por secresión excesiva biliar consiguen experimentar diversos manifestaciones, como náuseas, vómitos, dolor en la parte superior del estómago y pérdida de peso inexplicable que suele manifestarse por el reflujo biliar y la irritación alcalina. Al igual que otras afecciones digestivas, puede ser difícil diagnosticar la gastritis biliar debido a la similitud de los síntomas.

Reflujo Gastroesofágico
@Webconsultas. Revista de Salud y Bienestar

Pero, al no recibir atención médica, puede provocar problemas más graves, como úlceras pépticas y otras complicaciones digestivas, como la gastropatía biliar (inflamación gástrica por el reflujo biliar). En consecuencia, es esencial reconocer las causas subyacentes de este trastorno y buscar ayuda médica si se presenta alguno de los síntomas asociados.

Motivos de la gastritis biliar

La gastritis biliar es una afección médica que se origina por el reflujo de secresión biliar hacia el estómago. Sus orígenes pueden ser múltiples e incluyen percances quirúrgicos y úlceras pépticas (daño de la pared interna del duodeno o del estómago). Las intervenciones en el estómago o la vesícula pueden dañar la válvula pilórica, el conducto que conecta el estómago con el intestino delgado, lo que provoca reflujo biliar.

Además, las úlceras pueden generar una abertura en el revestimiento del estómago, especificamente a nivel del piloro, permitiendo así la entrada de secresión biliar, lo que puede causar gastritis. Por tanto, es crucial identificar la raíz de la gastritis por exceso de secresión biliar para tratarla correctamente.

Otro origen de la gastritis biliar es el reflujo de jugo biliar alcalino procedente del hígado. Si la válvula pilórica no funciona correctamente, este líquido alcalino puede entrar en el estómago y en contacto con el ácido clorhídrico, provocando la inflamación del revestimiento gástrico.

Una exposición prolongada a la secresión biliar puede provocar una lesión no inflamatoria en la mucosa del estómago, conocida como gastropatía biliar. Es esencial identificar correctamente la causa de la gastritis para decidir el plan de tratamiento más adecuado y evitar posibles complicaciones.

Signos y molestias de la gastritis biliar

Molestias en la parte superior del abdomen, náuseas, vómitos, pérdida inesperada de peso y sabor metálico en la boca son algunos de los signos más comunes de la gastritis por exceso de secresión biliar. También, una persona con esta enfermedad puede tener tos o ronquera, y sentir molestias después de comer.

Gastritis Biliar. Distinguir Entre El Reflujo Biliar Y El Reflujo Ácido Puede Ser Difícil
Creator: sdominick | Credit: @Getty Images

El vómito biliar es un síntoma frecuente de la gastritis biliar. Se produce cuando el estómago es incapaz de procesar eficazmente la secresión biliar y provoca vómitos. Además, la persona puede presentar ictericia en la piel o en las escleras de los ojos, orina oscura y heces pálidas, que indican afección hepática.

Las personas con gastritis biliar también pueden experimentar pérdida de apetito y saciedad precoz debido a la incapacidad del estómago para digerir correctamente los alimentos. Otros síntomas son hinchazón por acumulación gases y molestias intestinales, que pueden aliviarse con un tratamiento médico adecuado.

Diagnóstico de la gastritis biliar

Una valoración correcta de la gastritis biliar es esencial para determinar la terapia adecuado. Para ello, se suele recurrir a una endoscopia digestiva alta. Este proceso consiste en emplear un tubo delgado y flexible con una mini cámara para examinar el revestimiento del estómago y el duodeno.

A través de ella pueden detectarse signos de inflamación, úlceras u otras irregularidades. También pueden tomarse biopsias para confirmar el diagnóstico de esta enfermedad. Y por último, realizar endoscopia digestiva intervencionista al trabajar en el conducto colédoco al realizar la colanpancreatogiografía retrógrada endoscópica o CPRE

Gastritis Biliar. Endoscopía Digestiva Alta.
@IECED Instituto Ecuatoriano de Enfermedades Digestivas

En algunos casos, puede solicitarse un TAC. Este método de diagnóstico por imagen produce figuras detalladas del hígado, la vesícula y otros órganos del abdomen. Puede detectar cualquier inflamación o anomalía que pueda estar causando la gastritis biliar. Para evaluar mejor la situación, suelen solicitarse análisis de sangre para comprobar los niveles de enzimas hepáticas, que pueden mostrar inflamación o daños en el hígado o la viscera biliar.

A su vez, puede utilizarse una gammagrafía HIDA para diagnosticar la gastritis biliar. Consiste en inyectar una pequeña cantidad de material radiactivo en el sistema circulatorio y seguir su movimiento con una cámara especial, a través del hígado y los conductos biliares. Esta prueba inspecciona si hay obstrucciones u otras anomalías que puedan estar causando la afección.

Terapéutica de la gastritis biliar

La terapia para la irritación gástrica biliar es imprescindible para controlar las indicaciones y detener posibles problemas. El paso inicial en la terapia de la gastritis por bilis es identificar y tratar la causa subyacente. Por ejemplo, si la válvula del píloro está defectuosa, pueden ser necesarios procesos quirúrgicos.

Si la gastritis se debe a una exposición prolongada a la secresión biliar, el tratamiento se centrará en restaurar la mucosa gástrica, disminuir la inflamación y mejorar la motilidad intestinal, todo con el soporte nutricional.

Una vez identificada la causa raíz, la cura de la gastritis biliar puede abarcar medicamentos para regular síntomas como náuseas, vómitos y malestar estomacal. Los antiácidos pueden equilibrar el ácido estomacal, mientras que los inhibidores de la bomba de protones pueden reducir la producción de ácido estomacal. También pueden recetarse antibióticos si la gastritis se debe a una combinación de infección bacteriana.

Además de la medicación, los cambios en el estilo de vida también son esenciales para la terapia de la gastritis por reflujo biliar. Puede aconsejarse a los pacientes que eviten los alimentos que inducen los síntomas, como los picantes o alimentos grasientos, las gaseosas y demás comestibls recargados de saborizantes y colorantes artificiales.

Pueden sugerirse comidas en cantidades más pequeñas y frecuentes para reducir la carga de trabajo del estómago. Las técnicas de reducción del estrés, como el yoga o la meditación, recomendación «escrita por personas, para personas» también consiguen ser beneficiosas para controlar el reflujo de bilis y sus complicaciones gástricas, entre ellas la gastritis alcalina, es decir, la presencia de bilis es lo contrario a lo que el estómago produce que es el ácido clorhídrico.  

Conclusión

En conclusión, la gastritis biliar es una enfermedad que afecta al aparato digestivo, y puede estar causada por diversos factores, como un mal funcionamiento de la válvula del píloro, una exposición prolongada a la secresión biliar y complicaciones quirúrgicas. Sus molestias pueden ir desde dolor abdominal, náuseas hasta pérdida de peso inexplicable y vómitos biliares. El diagnóstico y la terapia precoces son cruciales para evitar complicaciones y mejorar la calidad de vida.

Con la atención médica adecuada y cambios en el estilo de vida, las personas con gastritis por aumento de secresión biliar pueden controlar sus dolencias y llevar una vida sana. Es importante consultar a un profesional sanitario de la localidad si sospechas que puedes tener los malestares por la gastritis por el exceso de secresión biliar y su reflujo hacia el estómago.

Dr Jorge Delgado Cirujano. Salud Digestiva. 

1 comentario en “Gastritis biliar. Causas, síntomas y tratamiento.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio
Este sitio Web utiliza cookies.    Más información
Privacidad