Sobre la vesícula biliar hidrópica. Causas, síntomas y tratamiento. Todo lo que necesitas saber.

Sobre la vesícula biliar hidrópica.

Un placer darte la bienvenida estimado cibernauta al blog de salud digestiva, vamos directo a tratar sobre todo lo que necesitas saber de la vesícula hidrópica. Por ello, iniciamos con el conocer a la viscera biliar, es un pequeño órgano en forma de pera  de 7 a 11 cm de longitud por 1 a 3 cm de diámetro, situado y pegado debajo del hígado, cuya función es almacenar y concentrar la bilis producida por éste. La bilis es esencial para la correcta digestión de las grasas y otros elementos de la dieta.

A veces, se produce una inflamación de la viscera biliar, causada por una obstrucción crónica asintomática por cálculo biliar, es la enfermedad conocida como vesícula biliar hidrópica. Este artículo está «escrito por personas, para personas» y te dirá todo lo que necesitas saber sobre la vesícula hidrópica, incluidas sus causas, síntomas y tratamiento disponible.

La primera recomendación, si persiste las molestias es mejor visitar al médico de confianza de la localidad, por medio del sistema sanitario público o privado. El blog informativo jamás recomienda la autovaloración o peor aún la automedicación, lo que hacen es atenuar las manifestaciones de molestias y dolor en la parte superior derecha del abdomen, y retardar la visita al médico de confianza, para la elaboración de la evolución y tipo de dolor abdominal, plasmada en la ficha médica, seguida de un examen físico exhastivo de la cavidad abdominal.

Posterior a ello, solicitar exámenes complementarioos de sangre para determinar a través de un hemograma si existe inflamación e infección, cómo análisis de la función hepática y renal seguido de un crítero clínico para solicitar las pruebas de imágenes, como Rx, ecografia o tomografia computarizada (TC) y se la situación lo requiere se contunua con una resonancia magnética (RM). 

Sobre la vesícula biliar hidrópica. ¿Qué es la vesícula hidrópica?

La viscera biliar hidrópica, también conocida como colecistitis crónica asintomática, es una inflamación de la vesícula biliar causada por la obstrucción crónica por uno u varios cálculos biliares, los mismos son de diversos colores y tamaños, se ubican a nivel del conducto de salida de la vesícula denominado conducto cístico.

La capacidad de concentrar de la vesícula hace que se absorba el agua, electrolitos y los componentes de la bilis, lo que determina una apariencia de moco (mucocelo), lo que se denomina mucocele biliar. Esta inflamación crónica de las paredes provoca una hinchazón de la vesícula, y es especialmente frecuente en mujeres jóvenes, así como en personas con diabetes y otras enfermedades metabólicas.

Sobre La Vesícula Biliar Hidrópica. Causas, Síntomas Y Tratamiento. Todo Lo Que Necesitas Saber.

Causas de la vesícula biliar hidrópica

La causa principal de la vesícula hidrópica es una obstrucción crónica del conducto cistico, permitiendo la concentración y absorción de los componentes de la bilis, por lo que se encuentra en su interior un líquido blanquecino mucoso en la viscera biliar. Además, otros factores como la obesidad, la diabetes y el aumento de los niveles de triglicéridos y lipoproteínas de baja densidad pueden aumentar el riesgo de vesícula hidrópica denominada también como mucocele biliar. 

Síntomas de la viscera biliar hidrópica

El síntoma más frecuente de la vesícula hidrópica es el dolor abdominal constante leve y la sensibilidad aumentada en la parte superior derecha del abdomen, esto debido a la dilatación de la vesícula por el líquido mucoso retenido en su interior. Otros síntomas son náuseas, vómitos, fatiga, fiebre, escalofríos e ictericia (coloración amarillenta de la piel, escleras de los ojos, acompañado de intensa comezón o prurito).

Sobre La Vesícula Biliar Hidrópica. Causas, Síntomas Y Tratamiento. Todo Lo Que Necesitas Saber.

Diagnóstico de la vesícula biliar hidrópica

En ocaciones los pacientes no presentan síntomas, el diagnóstico es hallazgo incidental de vesícula hidrópica,  por otras molestias y al realizar un examen físico minucioso se encuentra una dilatación y dolor a la palpación a nivel del borde inferior de la parrilla costal anterior del lado derecho, así como de varias pruebas de laboratorio. También pueden recomendarse ecografías y tomografías computarizadas (TC) para obtener una mejor imagen de la afección en la vesícula. Los casos de vesícula biliar hidrópica son casos raros es por ello su mayor interés en su estudio. 

El diagnóstico diferencial se debe hacer con un cuadro muy parecido y tambión poco frecuente que es la vesícula biliar de paredes finas alitiásica, con síntomas muy parecidos con la única diferencia que es libre de cálculos o litos besiculares. 

Tratamiento de la viscera biliar hidrópica

El tratamiento más habitual de la vesícula hidrópica es el dranaje a traves de punción guiada por ecografia en los pacientes asintomáticos. Otros tratamientos incluyen el ser el protagonista proactivo y directo de las modificaciones del estilo de vida, como cambiar a una dieta baja en grasas y frituras (adios a la comida basura) y hacer ejercicio con regularidad, es decir, 15 minutos de calestenia y continuar con 45 a 60 minutos de caminar o trotar, nadar o montar en bicicleta y se lo hace por 3 a 4 días a la semana, así como terapias médicas o quirúrgicas como la colecistectomía laparoscópica (extirpación de la vesícula biliar).

Sobre La Vesícula Biliar Hidrópica. Causas, Síntomas Y Tratamiento. Todo Lo Que Necesitas Saber.

El diagnóstico diferencial se debe hacer con un cuadro muy parecido y tambión poco frecuente que es la vesícula biliar de paredes finas alitiásica, con síntomas muy parecidos con la única diferencia que es libre de cálculos o litos vesiculares. 

 

Pensamientos finales

La vesícula hidrópica es una inflamación de la viscera biliar causada por una obstrucción crónica del conducto cistico (entra de vesícula y el conducto colédoco) lo que permite la formación de un líquido mucoso claro en la vesícula. Es más frecuente en mujeres jóvenes y en personas con diabetes y otras enfermedades metabólicas. Los síntomas más frecuentes son dolor y sensibilidad en la parte superior derecha del abdomen, así como náuseas, vómitos, fatiga, fiebre, escalofríos e ictericia.

El tratamiento suele consistir en drenaje del líquido mucoso, como también de cambios en el estilo de vida y terapias médicas, como la colecistectomía laparoscópica (extripación de la vesícula) planificada y evitar la cirugía de emergencia cuando se presenta sintomatología de inflamación de la vesícula, el cual es un cuadro clínico – quirúrgico caliente es cuando la diferencia en el pronóstico de su recuperación.

Dr Jorge Delgado Cirujano. Salud Digestiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio
Este sitio Web utiliza cookies.    Más información
Privacidad