Vesícula atrofiada. Causas, síntomas y tratamientos.

Vesícula atrofiada.

Hola estimado viajero digital y bienvenido al blog informativo de salud digestiva, vamos directo al tema de hoy, la vesícula atrofiada es una afección en la cual la vesícula biliar se encuentra libre de inflamación, pero se ha encogido debido a la alteración a nivel de las fibras musculares de su pared y a perdido su elasticidad, al igual disminuye de tamaño y capacidad de almacenamiento, concentración y drenaje biliar. La viscera biliar atrofiada es una afección común y suele ser indolora. Sin embargo, en algunos casos puede causar molestias graves, como dolor abdominal en la parte superior derecha o problemas digestivos, caracterizados por la indigestión a la comida grasa.

Es interesante, conocer sus motivos, molestias, metodos de curación y el mantenerse informado de las alteraciones digestivas que suelen presentarse por una vesícula con defectos en la musculatura que se manifiesta por la falta de contracción. Si el tema te parece interesante por estar «escrito por personas, para personas» lo que permite un desarrollo personal al presentar una actitud proactiva en busca de bienestar personal, familiar y social, al comprender las enfermedades digestivas más frecuentes. Es hora de entrase de fondo en el tema del día: vesícula atrofiada. 

Causas de la vesícula atrofiada

La viscera biliar es un órgano ubicado debajo de la cara inferior del hígado, se utiliza para almacenar, concentrar y excretar la bilis, una sustancia verdosa amarillenta necesaria para digerir los alimentos grasos presentes a nivel del intestino delgado. La viscera biliar se encarga de almacenar, concentrar y drenar la bilis producida por el hígado, en el intestino delgado, por la estimulación de que se aprovecha para ayudar a digerir los alimentos grasos ingresados por medio de la alimentación.

La causa más común de vesícula atrofiada es luego de la extirpación quirúrgica de las glándulas sexuales femeninas, la denominada ooforectomía. Esta es una cirugía ginecológica para extirpar los ovarios. Este procedimeinto se realiza por muchas razones: como el tratamiento de ciertos tumores o para reducir el riesgo de cáncer de ovario. Después de la ooforectomía, el nivel de producción de hormonas disminuye especialmente los estrógenos en el cuerpo disminuye drásticamente. Esto suele inhibir el flujo de bilis, lo que consigue es que la vesícula se atrofia o permanezca contraida.

Vesícula Atrofiada.                                                                                                         Causas, Síntomas Y Tratamientos.

Otras razones para la presencia de la viscera biliar atrofiada son: enfermedades inflamatorias crónicas del intestino, como la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa; enfermedades del hígado, como cirrosis biliar primaria, una forma hereditaria de enfermedad de la glándula hepática, perdida de peso rápida; lesiones traumáticas en el abdomen en donde se va encontrar sin ingerir nada por la boca y la producción de bilis disminuye ostensiblemente; padecer cáncer en el tracto gastrointestinal; aumento de peso y obesidad severa; dieta a base de alimentos ricos en grasa o algunas otras enfermedades raras que afectan la vesícula.

Síntomas de la vesícula atrofiada

La mayoría de los casos de atrofía vesicular son asintomáticos. No obstante, pueden presentarse síntomas, que normalmente son leves y no hay que preocuparse por ellos. Algunos de los síntomas de vesícula atrofiada son: dolor abdominal, flatulencia, hinchazón de barriga o panza, náuseas, vómitos, falta de apetito, diarrea y estreñimiento.

En ciertos casos, se suele presentar una inflamación en la vesícula biliar de paredes finas alitiásica, lo que se conoce como colecistitis aguda. Esta puede ser causa de fiebre y dolor en la zona superior de la espalda o del hombro derecho. La colecistitis puede ser causada por cálculos biliares, inflamación o infección de la vesícula.

Tratamiento de la vesícula atrofiada

La atrofia vesicular no requiere tratamiento, a menos que aparezcan síntomas recurrentes. En este caso, el tratamiento puede incluir ejercicio y cambios en la dieta para controlar los síntomas. Pueden recomendarse medicamentos para el control del dolor y tratamiento combinado herbario para aliviar la inflamación.

En caso de presencia de uno o varios cálculos biliares, la única forma de curar este problema digestivo es la cirugía para extirpar la vesícula denominada colecistectomía. Esta cirugía para la extracción vesicular se lo suele realizar a través de la técnica convencional abierta o laparoscópica mínima invasiva a su vez se sugiere para los pacientes que presentan colecistitis recurrente.

Vesícula Atrofiada.                                                                                                         Causas, Síntomas Y Tratamientos.

Prevención de la viscera biliar contraida o atrófica

En un mundo acelerado es necesario ser el protagonista de nuestra alimentación, a través de ello, somos concientes de la mayoría de las enfermedades se logra evitar con una dieta equilibrada, rica en abundantes líquidos ingeridos en el transcurso del día, por ello, es necesario llenar un termo de agua aromáticas, como el concentrado de menta que tiene acción directa sobre la vesícula, seguido de hortalizas, verduras y frutas frescas.

Vesícula Atrofiada.                                                                                                         Causas, Síntomas Y Tratamientos.

El complemento insustituible para mantener en perfecto funcionamiento no soló del órgano vesicular biliar, sino el efecto positivo desencadenado en todos los sistemas funcionales del cuerpo humano, es decir, a todo nivel, se logra únicamente por la actividad física cotidiana, es decir, realizar calestenia por 15 minutos y continuar con 45 a 60 minutos de caminar, trotar, nadar, montar en bicicleta por 3 a 4 días a la semana, lograr el hábito del ejercicio no es difícil, solo se requiere de 21 días de hacerlo sin interrupción y objetivo logrado. 

Vesícula Atrofiada.                                                                                                         Causas, Síntomas Y Tratamientos.

Por último, el tratamiento medicamentoso se confia para el control de los síntomas relacionados con la presencia de cálculos biliares, como es la inflamación de la pared vesicular. Estos medicamentos ayudan a disminuir los síntomas de irritación y prevenir la formación de nuevos cálculos por la vesícula atrofiada o contraida. Una vez que los síntomas desaparecen, el tratamiento medicamentoso ya no es necesario.

Conclusión

La vesícula atrofiada es un trastorno común y, en la mayoría de los casos, no causa síntomas. En los casos en que estos síntomas se presentan con mayor frecuencia, los tratamientos varían desde cambios en la dieta hasta cirugía que puede ser convencional abierta o laparoscópica mínima invasiva, dependiendo de la causa de los síntomas y el patrón clínico del paciente. Por lo tanto, es importante que se acuda al especialista de su ciudad, ya sea del sistema sanitario público o privado para un diagnóstico preciso, y un tratamiento oportuno y efectivo de la atrofia vesicular.

Dr Jorge Delgado Cirujano. Salud Digestiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio
Este sitio Web utiliza cookies.    Más información
Privacidad