Vesícula infectada: causas, síntomas y tratamiento efectivo.

Vesícula infectada

Saludo cordial y bienvenido al blog de salud digestiva, se inicia de inmediato el estudio de la vesícula infectada se refiere a la infección bacteriana en la viscera biliar, la cual, es un pequeño órgano situado debajo del hígado y pegado a su cara inferior. La vesícula se encarga de almacenar, concentrar y liberar bilis, que es un líquido verdoso amarillento que ayuda en la digestión de las grasas y colesterol especialmente.

Sin embargo, cuando la vesícula biliar se infecta, puede provocar una serie de síntomas molestos y complicaciones de la salud. En este artículo, «escrito por personas, para personas» hablaremos de las causas, los síntomas y el tratamiento efectivo rápido y oportuno en la infección vesicular.

A la vez, beber una taza de té verde en este momento va a permitir una concentración mental de calidad para captar la nueva información para el desarrollo personal que nos permite mantener una actitud proactiva frente a las posibles complicaciones serias por motivo en la mayoría de las veces por la autovaloración o la automedicación, lo que determinan un retraso intensional en la ayuda médica de la localidad por intermedio de la red sanitaria pública o privada.

Causas de vesícula infectada.

Existen varios factores que pueden contribuir al desarrollo de la infección vesicular. La razón más frecuente de esta afección es la presencia crónica de cálculos biliares. Se trata de pequeños o medianos depósitos duros que se forman en la pared de la vesícula debido a un desequilibrio en los componentes de la bilis.

Vesícula Infectada: Causas, Síntomas Y Tratamiento Efectivo.

Cuando los cálculos biliares obstruyen el conducto biliar, se produce inflamación micro y macroscópica de la pared vesicular e infección de las vías biliares intra y extra hepáticas lo que se llama colangitis, enfermedad en ocasiones mortal. Otras motivos para presentar los procesos de infección de la viscera biliar son:

  1. Cáncer de vesícula.
  2. Infección bacteriana.
  3. Anomalías en la viscera biliar.
  4. Enfermedad hepática crónica.
  5. Pancreatitis.
  6. Abuso de alcohol.

Síntomas de infección

Algunas de los manifestaciones más frecuentes de la infección vesicular a tenerse en cuenta para actuar a la brevedad posible y son:

  1. Dolor intenso y sensibilidad abdominal aumentada.
  2. Fiebre y escalofríos intermitentes.
  3. Náuseas y vómitos recurrentes.
  4. Pérdida de apetito.
  5. Amarilleamiento de la piel y de las escleras de los ojos (ictericia).
  6. Heces de color arcilla pálidas.
  7. Orina oscura.
  8. Indigestión e hinchazón abdominal.
  •  

Vesícula Infectada: Causas, Síntomas Y Tratamiento Efectivo.

Si experimentas alguno de estas señales, es importante que busques atención inmediata por el personal sanitario de la localidad, ya sea por la red sanitaria pública o privada y así lograr una intervención rápida y oportuna para evitar complicaciones serias y mortales como la sepsis

Diagnóstico de la infección

Para diagnosticar la infección biliar, tu médico te hará una exploración física y revisará tu historial médico. También puede pedirte análisis de sangre, pruebas de imágenes como la ecografía o una tomografía axial computarizada (TAC), y una biopsia del tejido vesicular biliar. Estas pruebas pueden ayudar a determinar la causa subyacente de tus molestias y a identificar cualquier complicación de forma oportuna.

Diagnóstico diferencial

El dolor intenso abdominal por la infección de la vesicular biliar, se realiza con la vesícula biliar de paredes finas alitiásica, con su gran variedad en la presentación de dolencias de esta rara enfermedad. 

Tratamiento

La terapia para la infección depende de la causa subyacente y de la gravedad de la afección vesicular. En los casos leves, el médico puede recomendar reposo y medicamentos para aliviar los síntomas, como analgésicos, medicamentos contra las molestares digestivos como son las náuseas y, antibióticos para tratar cualquier infección bacteriana que suele acompañar. En los casos más graves, puede ser necesaria una intervención quirúrgica para extirpar la vesícula denominada colecistectomía.

La intervención puede realizarse mediante cirugía abierta tradicional o cirugía laparoscópica mínimamente invasiva. La cirugía laparoscópica consiste en realizar varias incisiones pequeñas llamados puertos (insición de 0,5 y 1cm de longitud) en la pared abdominal y utilizar un tubo con una diminuta cámara para guiar la intervención. Este método ofrece varias ventajas sobre la cirugía abierta, cómo menos dolor, estancias hospitalarias cortas y una recuperación rápida y segura.

Vesícula Infectada: Causas, Síntomas Y Tratamiento Efectivo.

Prevención de la infección

Aunque la infección no siempre puede prevenirse, puedes tomar algunas medidas para reducir el riesgo de padecerla. Entre ellas se incluyen:

  1. Mantener una dieta y un peso saludables.
  2. Evitar el alcohol y el tabaco.
  3. Hacer ejercicio con regularidad.
  4. Vacunarte contra la hepatitis A y B (si tienes riesgo).
  5. Solicitar tratamiento rápido de las afecciones del hígado y la viscera biliar.
      •  

Conclusión

En resumen, la vesícula infectada es una afección dolorosa e incómoda que puede provocar complicaciones graves al no ser tratada de forma rápida y oportuna. Si experimentas síntoma de infección, busca atención médica local inmediatamente. Con un diagnóstico y medicamentos efectivos, la mayoría de las personas pueden recuperarse de la infección vesicular y llevar una vida sana y activa.

Saludo y hasta el próximo post …

Dr Jorge Delgado Cirujano. Salud Digestiva. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio
Este sitio Web utiliza cookies.    Más información
Privacidad