Vesícula necrosada. Causas, síntomas y tratamiento efectivo.

Vesícula necrosada.

Bienvenido internauta al blog de salud digestiva, el tema de análisis es sobre la vesícula necrosada, una afección en la que el daño se inicia en una sección de la vesícula biliar, un pequeño órgano situado y pegado debajo del hígado, se daña o necrosa (muerte del tejido).

Está causada por una pérdida de flujo sanguíneo a la viscera biliar, debido a una disminución de los niveles de oxígeno o a una inflamación e infección grave. Esta afección puede producirse sin previo aviso esta «escrito por personas, para personas» y puede causar problemas médicos graves al no recibir atención médica. Es importante ser consciente de los síntomas y buscar tratamiento médico local inmediatamente, ya sea en el sistema santario público o privado si experimentas alguno de ellos.

¿Qué causa la vesícula necrosada?

La viscera necrosada suele estar causada por una disminución de los niveles de oxígeno en la vesícula, a menudo debido a una afección conocida como «evento isquémico». Durante un episodio isquémico, se reduce drásticamente el flujo sanguíneo a la vesícula, lo que provoca una disminución de la cantidad de oxígeno que llega al órgano. En algunos casos, la disminución de los niveles de oxígeno puede estar causada por una infección, como la presencia de una contaminación bacteriana o vírica en el torrente sanguíneo denominada sepsis.

¿Cuáles son los síntomas de la vesícula necrosada?

Uno de los síntomas más frecuentes de la vesícula necrosada es el dolor abdominal constante, sobre todo en la parte superior derecha del abdomen. El dolor suele ser una sensación aguda y punzante que puede durar horas o días. Otros síntomas pueden ser náuseas, vómitos, fiebre y escalofríos.

Algunas personas con síntomas y signos de complicación también pueden experimentar ictericia, que es una coloración amarillenta de la piel y a nivel de las escleras (del blanco) de los ojos. También puede haber hinchazón generalizada (edema), decoloración y sensibilidad aumentada abdominal. El diagnóstico diferencial por las molestias intensas, se debe hacer con la vesícula biliar de paredes finas alitiásica por su abanici de dolencias.

Vesícula Necrosada. Causas, Síntomas Y Tratamiento Efectivo.

¿Cómo se diagnostica la vesícula necrosada?

El diagnóstico de la viscera biliar necrosada puede hacerse mediante pruebas de laboratorio de imagenes, como ecografías y tomografías computarizadas. Otras pruebas que pueden utilizarse para confirmar el diagnóstico son las exploraciones endoscópicas y las biopsias. En algunos casos, puede tomarse una muestra del tejido de la viscera biliar para realizar una biopsia y determinar la causa de la necrosis.

¿Cómo se trata la vesícula necrosada?

El tratamiento de la vesícula necrosada suele consistir en una intervención quirúrgica urgente para extirpar el órgano biliar dañado, así como una parte del hígado y del conducto biliar, si lo amérita. Dependiendo de la gravedad de la afección, también pueden ser necesarios procedimientos de reconstrucción o derivación biliodigestiva (entre la vía biliar y el intestino delgado). En algunos casos, pueden recetarse antibióticos u otros medicamentos para controlar la infección y disminuir la inflamación de los tejidos adyacentes y el riesgo de contaminación generalizada o sepsis.

Vesícula Necrosada. Causas, Síntomas Y Tratamiento Efectivo.

¿Puede prevenirse la vesícula necrosada?

La mejor forma de prevenir la viscera biliar necrosada es mantener un estilo de vida sano (con ejercicio regular 3 a 4 veces por semana, 15 minutos de calestenia segudos de 45 a 60 minutos de caminar, trotar, nadar o montar en bicicleta), una dieta equilibrada y control del estrés, que se beneficia con el ejercicio al elevar las hormonas de la felicidad cómo son la dopamina, la oxitocina, la serotonina y las endorfinas y así evitamos la ingesta de medicamentos para la depresión e insomnios.

Vesícula Necrosada. Causas, Síntomas Y Tratamiento Efectivo.

Si tienes riesgos importantes de padecer vesícula necrosada, (control regular de la presión artrerial) es importante que estés atento a los síntomas y acudas al médico rápidamente si aparecen. Si la enfermedad se detecta a tiempo, puede evitarse la intervención quirúrgica.

Conclusión

Para finalizar, la vesícula necrosada es una enfermedad grave a consecuencia de la inflamación aguda no controlada de le vesícula que puede causar daños importantes en el órgano al no ser tratada.

Importante ser consciente de los síntomas de la inflamación aguda de la vesícula, buscar rápidamente atención médica local urgente si aparecen los síntomas y seguir los tratamientos prescritos para su resolución, ya sean métodos clínico – quirúrgico para reducir el riesgo de complicaciones del sistema biliar futuras.

Con un diagnóstico a tiempo y un tratamiento oportuno, adecuado, la viscera biliar necrosada puede controlarse eficazmente y minimizarse el riesgo de problemas del aparato digestivo a largo plazo.

Dr Jorge Delgado Cirujano. Salud Digestiva. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio
Este sitio Web utiliza cookies.    Más información
Privacidad