Vesícula y embarazo. Cómo prevenir y tratar los problemas de vesícula durante la gestación.

Vesícula y embarazo.

El embarazo es un momento especial e importante en la vida de una mujer. Pero también puede conllevar sus propios retos. Uno de ellos son los problemas de la vesícula biliar por cálculos o litos. Debido a los cambios que se producen durante este periodo, puede que su cuerpo no sea capaz de vaciar eficazmente el contenido de la vesícula biliar como lo hace normalmente, lo que provoca dolor o molestias.

Por tanto, es importante que esta «escrito por personas, para personas» saber qué puedes hacer para prevenir o minimizar los problemas de vesícula biliar durante el embarazo.

Vesícula y embarazo. ¿Qué es la vesícula biliar?

La vesícula biliar es un pequeño saco (7 -10 cm de longitud y 1 – 2 cm de ancho) situado dentro del abdomen, justo pegado debajo del hígado. Almacena y concentra la bilis, un líquido digestivo producido en la glándula hepática. La bilis se libera desde la vesícula hacia el intestino delgado para ayudar a descomponer y absorber las grasas de los alimentos, facilitando el proceso digestivo.

¿Qué causa los problemas de vesícula biliar durante el embarazo?

Las hormonas producidas en el cuerpo femenino durante el embarazo pueden hacer que se relaje el músculo que recubre la vesícula biliar y se dilate de viscera. Esto dificulta que la vesícula se contraiga y libere bilis. La bilis se acumula e irrita las paredes de la viscera biliar, lo que provoca inflamación y cálculos biliares.

Vesícula Y Embarazo. Cómo Prevenir Y Tratar Los Problemas De Vesícula Durante La Gestación.

¿Cuáles son los síntomas de los problemas de vesícula biliar durante el embarazo?

Los signos y síntomas más frecuentes son dolor o molestias en la parte superior derecha del abdomen, el pecho o la espalda, náuseas y vómitos. Algunas mujeres también pueden experimentar orina oscura y heces de color pálido.

¿Cómo tratar y prevenir los problemas de vesícula biliar durante el embarazo?

El objetivo del tratamiento durante el embarazo es reducir los síntomas y las complicaciones. La enfermedad en sí se tratará después de que tenga a su bebé. El primer paso para la terapia de una vesícula inflamada es modificar su dieta. Comer alimentos grasos puede empeorar el problema digestivo.

Dieta

Eliminar los alimentos grasos de tu dieta es una de las medidas más importantes que puedes tomar para evitar los problemas de viscera biliar durante el embarazo. Seguir una dieta sana, baja en grasas y rica en fibra puede ayudarte a mantener sana la vesícula. Los alimentos ricos en fibra, como la fruta y la verdura, así como los cereales integrales, son buenas opciones.

Vesícula Y Embarazo. Cómo Prevenir Y Tratar Los Problemas De Vesícula Durante La Gestación.

Control del peso

Mantener un peso saludable es esencial para prevenir los problemas de vesícula biliar durante el embarazo. Si engordas demasiado, puedes ejercer una presión adicional sobre la viscera biliar y provocar inflamación y la formación de cálculos biliares.

Ejercicio

Hacer ejercicio durante el embarazo puede ayudarte a mantener tu peso bajo control y también a reducir el riesgo de problemas de vesícula biliar. Habla con tu médico de confianza de la ciudad sobre el tipo y la cantidad de ejercicio que es seguro para ti durante el embarazo.

Vesícula Y Embarazo. Cómo Prevenir Y Tratar Los Problemas De Vesícula Durante La Gestación.

Medicamentos

Tu médico puede recetarte medicamentos para reducir la inflamación y ayudar a disolver los cálculos biliares. En algunos casos puede ser necesaria la cirugía laparoscópica si un o varios cálculos biliares estan bloqueando al conducto cistico de la vesícula durante el embarazo o causando una infección.

Remedios naturales

Para quienes opten por un enfoque más natural, existen remedios que pueden utilizarse para aliviar los síntomas de los problemas de viscera biliar durante el embarazo. Se ha descubierto que ciertos suplementos, como el aceite de menta y el extracto de alcachofa, tienen algunos efectos beneficiosos sobre la función de la viscera biliar. También es importante el tratamiento de cualquier infección o problema de salud subyacente que pueda contribuir a los problemas de vesícula, como un crecimiento excesivo de bacterias en el intestino (disbiosis).

Conclusión

Para finalizar, los problemas de vesícula biliar durante el embarazo pueden ser desagradables e incómodos, pero puedes tomar medidas para prevenirlos y controlarlos. Comer sabiamente, controlar tu peso y hacer ejercicio son medidas importantes para reducir el riesgo. Si surgen problemas de vesícula y embarazo, es importante que hables con tu médico sobre el mejor tratamiento para ti y para tu bebé.

Dr Jorge Delgado Cirujano. Salud Digestiva. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio
Este sitio Web utiliza cookies.    Más información
Privacidad